martes, 1 de marzo de 2016

Recobrar la memoria histórica en provecho de nuestra juventud


Por: Ramón Antonio Veras.


I.- Los males sociales se analizan  en conjunto, no individualmente. Un ejemplo en  nuestra sociedad


1.- Un fenómeno  social no puede ser analizado en forma aislada, sino en su conjunto,  porque sólo así es posible conocer su esencia; al examinarlo junto comprendemos la combinación, la mezcla de lo  que está compuesto, y llegamos a una correcta conclusión.

2.- Si hacemos  un examen individual de cada uno  de los males que afectan a  la sociedad dominicana,  podemos caer en total desatino. La torpeza guía al error; en lugar de despejar dudas llegamos a un  embrollo, a tremendo enredo.

3.- Por creer que nuestro medio social está levemente enfermo, y no grave como se encuentra, algunas personas dicen  que el organismo tal no sirve, que hay que eliminarlo, olvidando que en nuestra sociedad no es sólo un órgano del Estado  que está enfermo, sino  el cuerpo social dominicano entero.

4.- Para tener una idea cabal y correcta de la profundidad de la descomposición del ordenamiento social de nuestro país,   basta con analizar y llegar a la certeza de que la enfermedad que aqueja a una institución, también lesiona a las demás del Estado dominicano.

5.- Basta con hacer un estudio en conjunto de los distintos signos de enfermedad que padecemos como sociedad supuestamente civilizada, y al final nos damos  cuenta  que, ciertamente, nos estamos moviendo en un medio que sólo merece que  se le lea un responso y  luego, sobre sus cenizas,  levantar un cuerpo nuevo, una sociedad renovada.

6.- No es por puro capricho, antojadizamente, ni por pura necedad que decimos que el país necesariamente hay que transformarlo, cambiarlo, sustituir el ordenamiento económico y social actual que no sirve, por otro actualizado, que  sirva para vivir en él, por lo menos, decentemente.

II.- Motivación para este escrito

7.- Me ha motivado a hacer este escrito, y referirme en los  párrafos anteriores a la sociedad dominicana, y definirla en estado de gravedad, no  es el  hecho de que  en ella predomina desigualdad, criminalidad, violencia, narcotráfico, corrupción,  impunidad y otras lacras.

8.-Lo que me  ha impulsado a hacer este trabajo es que a la presente generación no se le está  enseñando la memoria histórica, las  grandes batallas libradas por nuestro pueblo en procura de su liberación plena, y mucho menos quienes son sus héroes y protagonistas de acontecimientos que revelan la hidalguía, la bravura de nuestros  hombres y mujeres.

9.- El asunto del sistema educativo nuestro da pena, causa tristeza y mucha pesadumbre; lo que tenemos a nivel de educación  no es enseñanza ni formación, sino una guía hacia la ignorancia, a la más penosa torpeza. Se está formando una generación de personas con ninguna o pobre instrucción. La ignorancia está  calando para formar buenos ignorantes.

10.- A fin de que se conozca la penosa situación que se encuentran amplios sectores de la población dominicana en el  orden de la memoria histórica, me  voy a permitir explicar que el sábado 20 de febrero en curso, luego de compartir en Bonao, con el héroe nacional Mayobanex Vargas,  regresé a Santiago, y me reuní con un grupo de ocho  jóvenes,  cuyas edades oscilan entre 25 y 30 años de edad, todos con el grado escolar de bachiller.

11.-  Les pregunté a mis contertulios qué  sabían de la expedición de junio de 1959; cinco respondieron que no  conocían  nada, y tres que habían oído hablar de eso.

12.- Luego, mostrándole una foto,  cuestioné a mis contertulianos,  de si sabían quién era Mayobanex Vargas; seis contestaron que nunca habían oído hablar de  él, y dos que por la foto creían que era el Presidente Danilo Medina.

13.- Debo confesar que  mis  colocutores me dejaron boquiabierto; no  salía de mi asombro; las respuestas que me dieron me dejaron pasmado. Sólo atiné a darles algunas explicaciones, no sin antes hacerles saber  que quienes habían sido sus  profesores de historia les habían estafado miserablemente.

14.- Al parecer,  hay un concierto clasista, que se  manifiesta sistémico, para que en el sistema educativo predomine la inocencia,  el desconocimiento de la historia reciente del país,  para así tener ciudadanos y ciudadanas ignorantes, profanos  e indoctos,  y no predomine el conocedor, la persona enterada y debidamente informada.
Reflexiones

15.- Solamente como lamentable, gravemente lastimoso, hay que ver el desconocimiento que tienen amplios sectores del país de lo que han sido episodios de gloria de nuestro pueblo. Son calamitosas las lagunas de nuestros estudiantes lo que  motiva a reflexión.

16.- Constituye un pesado lastre en la formación de la juventud dominicana,  desconocer las gestas, las grandes epopeyas, las hazañas llenas de heroicidad en las  que han  incidido hombres  como los  de la  expedición de Junio de 1959, de los cuales Mayobanex Vargas es expresión viviente.

17.- Las grandes  batallas libradas por hombres y mujeres del pueblo en procura de un  futuro mejor, deben  ser del conocimiento de la presente y futuras generaciones, para que sirvan de ejemplo y motivación a fin  de afianzar  convicciones democráticas.

18.- Hay que vencer a los que en el país estimulan  en forma sistemática el impedimento de difusión del conocimiento por las masas populares de quienes son sus héroes y mártires. El oscurantismo tiene que ser derrotado; la ignorancia no puede imponerse al adelanto y el progreso.

19.- Efemérides Patria, haría un significativo aporte a la memoria histórica del país,  si invita al héroe nacional Mayobanex Vargas, a exponer sus vivencias ante jóvenes estudiantes y se dé a conocer la  hoja de vida de este dominicano ilustre,  símbolo de bravura, humildad, sensibilidad y desprendimiento;  modelo del ser humano que merece ser  imitado por  nuestras futuras generaciones. De igual manera debe dar a conocer a Delio Gómez Ochoa,  ejemplo  de la solidaridad internacionalista del pueblo cubano con el dominicano, a la vez que da motivo para que la juventud de  hoy y del futuro sepa que en la expedición de Junio de 1959, estaban presentes hombres de otros países  que hicieron causa común con nuestro  pueblo.

20.- Por muy averiada que está la sociedad dominicana en el orden ético y moral, algo hay que hacer para formar jóvenes con espíritu de lucha para construir una mejor nación; estimularlos a los fines de que comprendan que componer el medio social del país ha de ser la obra de los  que confían  en las fuerzas motrices renovadoras, que son las que buscan  arreglar, reparar lo imperfecto que padecemos ahora.

21.-  En la medida que ponemos a los jóvenes en condiciones de conocer la bravura, y hazañas de los hijos dignos de esta tierra, hacemos un aporte para fijarles la idea de que no todo es politiquería barata, que nuestra historia está llena de episodios en las cuales ha sobresalido la proeza y audacia de combatientes ilustres, titanes e intrépidos, como los héroes y mártires de la gesta de Junio de 1959.

22.- Hay que sembrar en la conciencia de lo mejor del pueblo dominicano convicciones democráticas,  para que se afiance el  amor al país, la admiración   y  valoración imperecedera  a sus héroes y mártires. Hay que crear dominicanos y dominicanas nobles y sensibles,  y con  respeto a su pueblo y veneración  a su tierra. 


                                  Santiago de los Caballeros,    
29 de febrero de 2016.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario