jueves, 10 de marzo de 2016

Carta al director del Instituto Iberia

                                                                                                                       Santiago de los Caballeros,
                                                                                                                       07 de marzo de 2016.

Señor
Víctor José Martínez
Director del Instituto Iberia
Sus manos.


Mi estimado  señor director:

Ante  los comentarios  que he escuchado por la radio y televisión  nacional, por la visita que hizo el embajador de los Estados Unidos de Norteamérica,  al Instituto Iberia, tengo a bien remitirle la presente para reiterarle mi respeto y consideración  a usted  y a todo el personal de la institución; y,   además, hacer de su conocimiento lo siguiente.

En razón de que mis hijos Jordi, Ho Chi, Yury y Alexei, estudiaron todos los cursos de la primaria e intermedia en el  Instituto Iberia, y actualmente mis nietas y nietos residentes  en Santiago, forman parte de las matriculas de los distintos grados  de ese centro de estudios, me siento en el deber como padre, abuelo y santiaguero,  a reiterarle mi total identificación con la dirección y línea educativa que históricamente ha seguido y sigue ese órgano educativo,   orgullo para Santiago y el país.

Todos aquellos padres que por espacio de 75 años, hemos confiado la formación,  no sólo escolar, sino cívica y ciudadana de nuestros vástagos, sabemos que la dirección del Iberia ha sido y es modelo sano y  correcto de  educación  apegada a la decencia, honestidad  e integridad personal.

El Instituto Iberia,  sigue siendo  un significativo aporte  educacional y formativo para que el país en el futuro cuente con mujeres y  hombres bien educados en civismo, caballerosidad, cortesía, honradez y todas las virtudes que adornan a los seres humanos.

Por último, quiero precisarle que siempre he dicho que la formación en el hogar de mis hijos Jordi, Ho Chi, Yury y Alexei,   la completaron en el Instituto Iberia;  y es la razón por la cual he  motivado a Jordi, Ho Chi y a  Yury, para que inscribieran y mantengan a sus hijas e hijos como alumnos  del Instituto Iberia,  garantía de la educación  a que deben aspirar  para sus niñas y niños, mis nietas y nietos.

Señor director, queda usted en libertad  de hacer uso total o parcial, como lo decida el Instituto Iberia, del contenido de esta comunicación.


Con alta distinción, le saluda, atentamente.

Ramón Antonio Veras.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario