miércoles, 6 de enero de 2016

Pamela, en tu cumpleaños, por ti, me siento contento

 Por: Ramón Antonio Veras.
1.-  Las felicitaciones que  he recibido últimamente  con motivo de navidad, cumpleaños y año nuevo, las he condensado hoy, sintiéndome el abuelo más afortunado, encantado y venturoso; estoy rebosado de alegría, puedo decir a boca llena que soy un ser humano recontento.

2.- Las noticias  buenas de mis hijos, nietos y nietas, amigas y amigos, las disfruto con fervor y apasionamiento; me pongo efusivo, doy demostración de vehemencia; la  fogosidad la manifiesto con  esplendidez, como un regalo de la naturaleza. En la  ocasión me presento hasta chispeante, divertido y salero; los momentos agradables de mis seres queridos  quitan de mi lado los hechos que me  motivan abulia, tristeza o aburrimiento.

3.- Estoy radiante  de alegría,  porque Pamela,  mi nieta hermosa, inteligente, esbelta, simpática, comunicativa, amorosa y sensible, está de cumpleaños.  Su aniversario de nacimiento es algo especial, lo celebro animoso, con todo vigor; el nuevo año cumplido por Pamela, es un acontecimiento que debo ponerle tinte bello de celebración, lo conmemoro en forma ardiente, con vivacidad y contagiosa excitación  familiar.

4.- En un medio social como el dominicano de hoy, en un santiamén la vida le cambia de bonita a fea, de agradable a trágica, de felicidad a calamidad, en fin, un hecho cualquiera, en un abrir  y cerrar de ojos, por un quítame esta paja,  le transforma la existencia al más contento y satisfecho, convirtiéndolo en aburrido y total enfadado. Por tanto,  debo  estar preparado para la celebración,  la sana rememoración, para enaltecer aquello que ocupa un lugar especial en  mi corazón, como es el caso del cumpleaños de mi adorada nieta Pamela.

5.- La terneza de mis nietos y nietas la valoro mucho; su dulzura  llena  de sinceridad y amor, me cautivan;  su delicadeza en el trato hacia mi me hacen la vida menos pesada;  quisiera poder disfrutarlos  plenamente y durante mucho tiempo, porque   con su comportamiento lleno de cariño  siento, en el fondo de mi alma, que me transmiten amor puro. De ahí que, un día especial como es el cumpleaños de Pamela, me pone tierno, algo suave, quitándome momentáneamente,  la coraza que he tenido que llevar encima para protegerme de mis adversarios abiertos y encubiertos.

6.-  A Pamela,  en su cumpleaños  quiero  decirle muchas cosas bonitas, pero lo bonito lo encuentro pequeño;  me voy a limitar a expresarle que  la quiero mucho, distingo y admiro   como persona y nieta; y por  sus excepcionales  cualidades en el trato hacia los demás. Mi querida nieta Pamela,  tu forma de actuar, está por encima de lo primoroso, lindo y precioso; eres original, y  genuina.  Nadie te puede clonar.

Santiago de los Caballeros, 02 de enero  de 2016.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario