miércoles, 23 de diciembre de 2015

Yuri, en tu cumpleaños, te reitero: te quiero mucho

Tu padre: Negro Veras.
1.- Uno de los acontecimientos  que más impacto me causó en los primeros años de mi juventud,  fue la llegada al espacio sideral del primer ser humano, el soviético  Yuri Alekséyevich Gagarin, el 12 de abril de 1961. Este hecho me  produjo una impresión que ha quedado fija en mi conciencia para siempre.

2.- El día martes 21 de diciembre de 1971,  mi compañera  Carmen, teniendo como médico  a su amigo y compañero de estudios, al doctor Lowell Whipple Llenas, parió un hermoso niño, de   ocho libras y gran tamaño.

3.- Rebosante de alegría, eufórico, exaltado, como habiendo recibido mi mayor y  bonito  regalo de pascuas y cumpleaños, le dije a Carmen que  al recién nacido le pusiéramos por nombre Yuri Alekséyevich Manuel. Los dos primeros, en homenaje al cosmonauta, y el  segundo, de Manuel, como testimonio de mi  entrañable cariño a mi tío y padre espiritual Manuel Veras. Carmen compartió  mi sugerencia.

4.-   En octubre de 1980, Carmen y yo,  mientras nos encontrábamos en Moscú,  invitados por el Partido Comunista de la Unión Soviética,  les manifestamos a nuestros anfitriones que nos llevaran  a visitar el monumento a Yuri Gagarin; nuestra petición fue acogida.  La edificación es una verdadera obra de arte, digna de llevar el  nombre de un  hombre, de origen obrero, que escribió con letras de oro una de las páginas más gloriosas de la  ciencia,  del dominio de la naturaleza por la especie humana.
5.- Sin que se pueda interpretar como una temeridad de mi parte, puede decir que conozco, en esencia, a mis hijos, sin distinguir  que sea  el de menor o mayor edad,   Alexei o Ramón Antonio.

6.- Por eso, de Yuri puedo decir que es sumamente inteligente e ingenioso; de trato accesible, transparente, observador y prudente; solidario, cariñoso, cargado de ternura y sensibilidad; de un carácter firme y apegado a sus convicciones. Escogió la profesión de administrador de empresas, pero por sus  habilidades y talento, bien podría haber sido mecánico automotriz, ebanista o sociólogo.

7.- Yuri está casado con Claudia Cantisano Arias, de cuyo matrimonio han procreado a Yuri Javier, Paola, Pamela y Sofia. De mis doce nietos y nietas, Yuri Javier y Paola, cada uno en su sexo, son los de mayor edad.

8.- Hoy, cuando Yuri cumple 44 años de edad, puedo decirle: te  quiero mucho; te admiro como ser humano, hijo, padre, esposo y dominicano ejemplar; te valoro  en grande  por tus cualidades excepcionales de talento, sensibilidad, solidaridad y firmeza. Tu persona me motiva  a vivir eternamente apegado a la  idea  de que en nuestro país  los mejores y buenos son los más, y los malos son los menos.

9.- Nunca he olvidado que recién nacido  Yuri,  cuando  éste no había cumplido todavía  los seis (6) meses de edad, en el local del sindicato de UNACHOSIN, en Santiago, el 1 de mayo de 1972, fui víctima de una paliza por agentes policiales  que me mantuvo interno por más de veinte días.

10.- En una sociedad como la nuestra, en la cual a cada momento ocurren hechos repugnantes, la llegada de un  año más de vida de uno cualquiera de mis hijos, nietas o nietos, me llena de alegría,  me anima  a seguir  formando parte del mundo de los vivos,  por tener la dicha de ser testigo del desarrollo  de mis descendientes.


Santiago de los Caballeros,

21 de diciembre de 2015.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario