lunes, 22 de junio de 2015

Honrando La Memoria de: José Ramón Guillen-Tito.


Por: Ramón Antonio Veras.

José Ramón Guillén  Ureña-Tito-, quien fuera mi vecino, amigo y compañero en la lucha por  el  socialismo real, falleció   hoy  en la ciudad de Santiago de los Caballeros;  sus restos están expuestos  en la Funeraria Blandino, y mañana domingo será sepultado,  por voluntad suya, en Villa González.

Todos aquellos que tuvimos la dicha de conocer y compartir con Tito, sabemos que con su  desaparición física pierde el movimiento democrático, popular y progresista, a un consecuente revolucionario que durante su existencia  aportó,  en  el  accionar político y socialista,  para  liberar a los oprimidos de las cadenas de toda clase de opresión.

Tito y yo nos conocimos al final de la década del 50 del siglo pasado. Conjuntamente  con Geraldo Marmolejos y Juan Persia,  en los primeros meses de 1962, integramos  la primera célula en Santiago y el Cibao, del Partido Socialista Popular-PSP-. Con el tiempo,  Tito fue tan conocido como miembro de su partido, que en los círculos políticos  revolucionarios   de la época  se le identificó como  Tito PSP.

Con la partida  del compañero Tito, el movimiento democrático  y progresista pierde a un  ser humano sumamente sensible,  honesto, generoso, íntegro, valiente, internacionalista  y de firmes convicciones; formaba parte  de una generación de mujeres  y hombres  que se integraron  a la lucha social y política  inspirados en los ideales de liberación,  libertad y progreso.

En este momento de aflicción para mi,    quiero recordar a Tito, con  dos estrofas   del himno que él y otros compañeros entonamos el día jueves 12 de julio de 1962,  en  la glorieta  del Parque Duarte de Santiago,  y que siempre llevó  con apego en su corazón, y que rezan así.

Arriba los pobres del mundo
de pie los esclavos sin pan
y gritemos todos unidos
viva la internacional

El día que el triunfo alcancemos
ni esclavos ni hambrientos habrá
la tierra será el paraíso
de toda la humanidad

Finalmente, en mi nombre y el  de todos los amigos y  amigas;   compañeras y compañeros históricos que compartimos  diversas jornadas  patrióticas y por el socialismo real,  con Tito,  les extendemos un abrazo caluroso, fraterno y solidario a la hija, a los hijos y a la compañera esposa de Tito, quien vivió para luchar y servir a los demás.

Tito, te recordaré siempre.

20 de junio de 2015.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario