martes, 7 de abril de 2015

El terrorismo  de ayer, y el de hoy en Venezuela

Por: Ramón Antonio Veras.
1.- Tomando como referencia el pasado,  podemos conocer realidades del presente;  un hilo conductor de fenómenos acaecidos  en coyunturas que se presentaron  con motivo de procesos  democráticos pretéritos,  nos van  a servir de edificantes comprobaciones por conexiones de actos ejecutados ahora,  y que lesionan a una  víctima de parte de un reincidente victimario. Las acciones de terrorismo que el imperio ejecutó hace varios años contra Cuba, Chile y Nicaragua,   nos permiten comprender en estos momentos  lo que puede ocurrirle  a Venezuela. Veamos.
2.- En Cuba.  En marzo de 1960,  un buque de origen francés, La Coubre, fue objeto de un  sabotaje en el puerto de La Habana;  en ese acto criminal  murieron  unas cien personas y doscientas heridas. En octubre de 1976, un avión de Cubana de Aviación, mientras se dirigía desde Barbados a Jamaica, con  destino a  La Habana, fue destruido en un atentado; murieron setenta y tres personas a bordo. En este acto criminal participaron los reconocidos  terroristas, vinculados con la CIA,   Luis Posada Carriles y Orlando Bosch. En septiembre de 1997, el turista italiano Fabio Di Celmo, murió, en un hotel de La Habana, víctima de acto terrorista,  ejecutado por agentes al servicio de la CIA.
 3.- En Chile.  Antes y después del gobierno del doctor  Salvador Allende,  se llevaron a cabo acciones terroristas orientadas por la CIA,  contra militares  vinculados con el gobierno de la Unidad Popular, como fueron los casos de René Schneider y Carlos Prats,  y el diplomático Orlando Letelier.
4.- En Nicaragua. Después del triunfo de la revolución sandinista  en julio de 1979, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos materializó diferentes acciones de sabotaje, entre las que se destacan  la operación de terrorismo en el puerto Corinto.
5.- Combinando los hechos de terrorismo antes citados, con los que han ocurrido en Venezuela  durante el proceso de la Revolución Bolivariana, en particular dos sabotajes contra PDVSA, incluyendo el ocurrido en agosto de 2012 que dejó 40 muertos y  más de un centenar de heridos,  no hay que hacer mucho esfuerzo para llegar a la conclusión de que teniendo el pueblo venezolano los mismos adversarios, el imperio y la oligarquía nativa, los actos  de terror son de la misma factura. 







Santiago de los Caballeros,
7 de abril de 2015.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario