lunes, 2 de febrero de 2015

A los 56 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi


Por: Ramón  Antonio  Veras.

1.- Los hechos que lesionan vivamente a los seres humanos no  se olvidan; se mantienen fijos  en la conciencia, y se prolongan  en el tiempo. La tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi, subsiste en mi como el mismo día  que  ocurrió el 2 de junio de 2010.

2.- Constituye para mi una  cuestión  de honor  perseverar para que la vara de la justicia alcance a los responsables de la acción criminal  contra Jordi, no sólo  porque se le quiso  quitar  la vida a uno  de mis  descendientes,  sino porque se procuró  eliminar a un ser humano que,  con su comportamiento como profesional del derecho, ha demostrado   honestidad y   total  responsabilidad.

3.- Aunque nuestro país está pasando por una etapa de descomposición  en todos los  órdenes,  no podemos aceptar con indiferencia que la criminalidad imponga sus reglas;  a los antisociales debemos enfrentarlos  en el terreno que escojan;  encararlos con  todos los instrumentos y mecanismos legales de que disponemos como comunidad civilizada.

4.- Han transcurrido 56 meses desde el día que la  asociación de criminales quiso eliminar físicamente a  Jordi;  y para que se llegara a dictar sentencia  en primer grado se necesitaron 4 años y 15 días.

5.- Ahora, el  próximo  miércoles 18 de febrero de 2015, la  Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santiago,  conocerá    del  recurso  de apelación  del caso de mi hijo.

6.- Nuestra familia ha sido paciente, no se  ha desesperado; se ha  comportado con toda serenidad en el curso de la investigación  judicial y  policial, e igual actitud mantuvo ante la jurisdicción de instrucción y de juicio.

7.- La sociedad dominicana  en su parte  más sana y sensible ha hecho causa solidaria con nuestra  familia,   gesto que hemos valorado con gran  sentido de gratitud;    ella también  ha reclamado que se haga justicia,  convencida de que para la tranquilidad y seguridad de los dominicanos y dominicanas el crimen no ha de  tener espacio.

8.- Confiamos en la justicia como  forma de enfrentar a los que no  ajustan sus actos a la  convivencia decente. Creemos en la idoneidad y sentido de justicia  del  material humano  que ha  de conocer  del recurso de apelación en el asunto de mi hijo Jordi Veras.


Santiago de los Caballeros,
 2 de  febrero de 2015.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario