viernes, 2 de enero de 2015

A los 55 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi



Por: Ramón Antonio Veras.
1.-  De conformidad con el calendario Gregoriano se inicia un nuevo año, lo que  nos permite reflexionar con relación  a los logros alcanzados; sacar positivas conclusiones de los fracasos, y prepararnos para materializar futuros proyectos; elaborar  planes que, real y efectivamente, podamos llevar a la práctica dentro de nuestras posibilidades.
2.- Todos aquellos que confiamos que un futuro mejor para nuestro país es posible; que en el seno de nuestro pueblo están las fuerzas motrices sanas, dinámicas y sensibles,  seguiremos adelante  por el futuro luminoso de las grandes mayorías nacionales.
3.- Particularmente yo, que  desde el 2 de junio de 2010, he llevado encima la pesada carga de sufrimiento  que ha significado la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi, espero que llegue a su final el proceso judicial contra los autores de la acción criminal.
4.- Hoy se cumplen 55 meses  desde el día  en el cual el que  pagó y los que  ejecutaron  el operativo criminal intentaron matar a Jordi y   sellaron mi persona  de angustia y congoja de toda índole; no obstante me he mantenido  armado  de paciencia para resistir  los pesares, y aguantar los episodios más difíciles que pueda sobrellevar un  padre  dispuesto a que la justicia impere.
5.- Los achaques, las dolencias que han llegado a mi, generadas  por la  tentativa criminal contra mi hijo Jordi,  no  han cambiado  mis convicciones de creer  en la justicia; no me han  quitado el deseo de vivir, ni han  eliminado  la esperanza que tengo de que se va a imponer el sentido de lo justo  para que la tranquilidad, en parte, llegue  a mi y a mi familia.
6.- Lo novedoso del año que inicia ha de ser para la sociedad dominicana y para mi familia entera, que el crimen por encargo  sea sancionado; que nunca más el sicariato va a  quedar impune. La sociedad dominicana no merece vivir bajo el miedo, el tiro en la nuca, la incertidumbre, ni  por el dinero que puedan cobrar  aquellos que  tienen tarifas fijas  para disponer en nuestro país de la vida de los hombres y mujeres de bien.
7.- Con el sentir de siempre, y como en otras ocasiones, considero propicia la llegada de un nuevo año para reiterarles las gracias a todas aquellas personas que, de distintas formas, han expresado y mantenido su solidaridad con Jordi, y toda nuestra familia; a la vez que les deseo mucha salud, alegría y paz en este año y siempre.

Santiago de los Caballeros,
                                                                              2 de enero de 2015.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario