martes, 2 de diciembre de 2014

A los 54 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi


Por: Ramón Antonio Veras

1.-  Por muy deteriorado que esté   un ordenamiento social, las fuerzas motrices  que representan  el porvenir  no se amilanan; se mantienen en tensión  confiadas en que un nuevo amanecer es posible de alcanzar con el  accionar de los que son los más, aunque en ese momento no  controlan  el poder del Estado.
2.- El crimen organizado, en sus distintas modalidades, está presente en nuestro medio social, y en particular el sicariato procura, por medio del gatillo y el crimen espeluznante, llenar de miedo a los hombres y mujeres de bien, a la vez que enluta a familias decentes de la comunidad dominicana.
3.- Aquellos que hacen del asesinato por encargo un medio de vida, el fatídico 2 de junio de 2010, se propusieron asesinar a mi hijo Jordi Veras, haciéndole dos disparos en la cara, y así causándole   lesiones permanentes en distintas   partes de su cuerpo, incluyendo la pérdida total de la visión de su ojo derecho.
4.- Ante la tentativa de asesinato contra Jordi, nuestra familia se ha mantenido firme y decidida; ha vencido diferentes obstáculos en busca de que sea sancionado el que pagó para el crimen, y aquellos que lo ejecutaron.
5.- Han transcurrido 54 meses desde el día que los malvados pagados por Adriano Román, llevaron al seno de nuestra familia, dolor, pesar, desasosiego. Pero hoy como ayer, seguimos confiados en que la justicia ha de prevalecer sobre la delincuencia organizada.
6.- La llegada de la navidad nos sirve de motivación, y la espera de un nuevo año sirve para que reflexionemos en el sentido de que los momentos angustiosos que hemos pasado desde el día de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi, se habrán  de traducir en satisfacción con la aplicación de la sanción definitiva que merecen los culpables.  


Santiago de los Caballeros,

                                                                                                   2 de diciembre de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario