jueves, 1 de mayo de 2014

Mi adiós a El Gabo


Foto: Fidel, El Gabo y Negro Veras, en un acto en La Habana.

Por: Ramón Antonio Veras.
Debo expresar de todo corazón que me produjo una gran pena la noticia de la muerte de Gabriel García Márquez, con quien establecí lazos de amistad en los primeros años de la década del ochenta del siglo pasado.

El primer encuentro entre El Gabo y yo se produjo en La Habana, en el curso de una recepción que el Comandante Fidel Castro, ofreció a varios de sus amigos y compañeros, en el Palacio de la Revolución, luego de concluir un encuentro de solidaridad con la Revolución Cubana.

A El Gabo le recordaré siempre como un gran conversador; con él era posible pasar horas y horas intercambiando ideas con relación a los temas más diversos.

Con el fallecimiento de   Gabriel García Márquez, el mundo pierde a un ser humano sensible, solidario e identificado con la lucha de los pueblos oprimidos que luchan por su liberación.

La alegría que sentí la noche que conocí a El Gabo, hoy se ha traducido para mi en profundo sentimiento de tristeza.

Recordaré con mucha satisfacción a El Gabo; y me siento dichoso por haberlo conocido y tratado.   

Santiago de los Caballeros,

                                                                                                17 de abril de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario