lunes, 12 de mayo de 2014

El sistema educativo dominicano y la opinión de un profesor


Por: Ramón Antonio Veras
A raíz de un escrito que elaboré con el título: “Sistema, Educación y Profesores”,  en interés de  conocer la opinión de algunos amigos conocedores de la crisis que afecta a nuestro país en lo que a educación pública se refiere, les solicité sus opiniones en torno al trabajo por mi elaborado.
Uno de los  amigos de los cuales requerí su criterio fue al profesor Juan José   Estévez,  quien  durante muchos años, del siglo pasado, fue maestro a nivel superior  de varias generaciones de santiagueras y santiagueros.
El profesor Estévez   da inicio a sus opiniones haciendo siete reflexiones en las cuales narra diferentes episodios relacionados con la educación y los profesores; desarrolla sus consideraciones en el siguiente orden, y partiendo de las siguientes vivencias:
1.- Comienzo haciendo estos señalamientos. ”Oh, juventud, divino tesoro…”
2.- Un general mocano de los que se hacían monte, cuando Ulises Francisco Espaillat, tomó la presidencia, le ofreció  su espada como respaldo a su gestión;  a lo que respondió el señor Presidente, dándole una palmadita en el hombro: yo voy a gobernar con los maestros de escuela. Siete meses después, le dan un golpe de estado  y al enterarse dicho general, respondió: tenía que suceder así,  pues los maestros no saben manejar un fusil.
3.- En el siglo pasado, otro civilista, en solo siete meses de gobierno logró mandar a estudiar a varios jóvenes al Instituto Tecnológico de Monterrey, México, me refiero al profesor Juan Bosch.
4.- Joaquín Balaguer, durante sus  nefastos doce años, respondiendo a un paro de maestros, a lo mejor pensando en sí mismo, ya que fue maestro, en la antigua escuela normal, nos catalogó, a los maestros, “como aves de paso”.
5.- Una  nación,  más allá de las diferencias  ideológicas y políticas, en la época de la  Unión Soviética,  becaba anualmente a decenas de latinoamericanos, formando una pléya de profesionales en diferentes áreas del saber humano; pero no hemos visto tal esfuerzo del otro lado del espectro político, que bien nos hiciera.   
6.- El 30 de marzo de 2012 fui invitado  a un encuentro con motivo de cumplirse sesenta años  de la fundación de la Escuela Normal Emilio Prud Homme, donde me formé como maestro de secundaria, en la primera promoción. 
7.- Por último, en 2009 salió publicado que en dicho año, Corea del Sur registró diez mil nuevos inventos, sin embargo, América Latina,  de México hasta Brasil,    incluyendo a la Argentina, no alcanzaron en inventos el 10% de esa cifra.
Luego de hacer  sus siete reflexiones, el histórico profesor Juan José Estévez, comenzó su razonamiento en torno a mi escrito refiriéndose a la juventud y la necesidad de que tenga buenos maestros; él  escribe..
8.- Cuando Negro Veras, me invita a reflexionar acerca de la calamitosa situación que él plantea en su escrito acerca de nuestro sistema educativo, me dije: ¡Qué mejor que comenzar con un grito de alegría, júbilo, con una exhalación!
9.- Ahí está lo básico, lo primero; el niño, el joven, la juventud. El poeta, el soñador. Descubre  la juventud? No siempre ha estado ahí.  Lo mismo le pasó a Newton cuando descubre la ley de la gravedad, al ver caer una vez más una manzana, siempre estuvo atrayendo la tierra hacia su centro cualquier objeto,  pero hasta ahora, ese otro genial soñador no se había percatado  de que todos los objetos son atraídos a su centro y es entonces que formula dicha ley como universal.
10.- El poeta fue joven, convivió con otros jóvenes, pero hasta ese momento no tenía conciencia de que la juventud es un grato tesoro y de que limpiándolo, puliéndolo, exigiéndole puede, el joven, llegar a ser un individuo   extraordinario, un científico, un estadista, un  inventor, en fin un gran ser humano. Pero ahí la voz de alerta de Negro Veras para que ese joven no se desarrolle, no se crie en  un basurero y se contamine  con los malos ejemplos,  paradójicamente dados por los que menos esperábamos. Ese “Divino  Tesoro” requiere de ciudadanos especiales,  en muchos casos de ciudadanos específicos, dependiendo del producto final que busquemos, de acuerdo a las necesidades de la sociedad a la que pertenece, pero nunca quisiéramos un producto degradado moral y/o socialmente.
Al concluir su razonamiento con respecto a los jóvenes,  y su formación, el distinguido maestro Estévez, expone:
11.- Por eso el llamado de atención acerca de esos 59% y 97 % de aspirantes a maestros. Es que se necesita dejar de estar poniendo parchos dependiendo, no de nuestra realidad social, política y económica,  las más  de las veces, sólo por empujarnos a tomar un préstamo; como fue el caso de 1968, en el  verano cuando se realizaron unos seminarios en el Politécnico   de San Cristóbal  para “modernizar nuestro sistema educativo, donde, por ejemplo, nuestro maestro de  didáctica en español era un ex piloto de helicóptero quien no sabía ni una letra de español y se comunicaba con nosotros por medio de un intérprete puertorriqueño”. Sin comentario.
12.- En el sistema educativo, las mejoras y cambios son urgentes y necesarios, pero no pueden responder a intereses foráneos. Tienen que ser y hacerse como resultado de una observación e inventario de nuestras necesidades porque he visto muchas iniciativas que no recogen  las necesidades y las opiniones del pueblo interesado y necesitado.
13.- La anécdota del general y  Ulises Francisco  Espaillat, revela lo importante que era para el presidente el problema de educación, pero la respuesta  de los montoneros  fue, a los 7 meses, hacer que dicho presidente  abandonara el poder. Una frustración.
14.- Refiriéndome a  la anterior experiencia política,   Juan Bosch comienza también por la educación, mandando un grupo de talentosos jóvenes a superarse al más famoso tecnológico. A tomar sangre fresca, quizá como base para una pronta reforma integral de todo el aparato educativo nacional, pero otra vez los montoneros de alcurnia de toda pinta y vecindarios conservadores del país y más allá, hicieron naufragar ese  intento, retrocediendo al neotrujillismo anticomunista de Balaguer y sus mentores.
Como una forma de expresar su decepción por la forma como se ha manejado en el país, a nivel de Estado, la educación pública, el maestro  Juan José Estévez, dice:
15.- En nuestro país se han hecho muchos remiendos al sistema educativo, incluyendo a la planta física y  a nuestra universidad cada año se le otorgará un presupuesto a tono con su rango y necesidades, pero en vez de cumplir  con eso plenamente se impulsó la creación de universidades y ventorrillos privados como una manera de debilitar y quitar presión a los reclamos del pueblo por una educación pública de calidad para todos.
16.- Hoy día, la educación privada de acuerdo con los criterios impuestos desde fuera es un negocio brillante, pero que a la vez pone en dificultades al gobierno, quien no cumple con propiciar educación a la altura de las necesidades de los que no tienen con qué   pagar las carísimas matriculas de las  escuelas  privadas y por ende asistimos   al lamentable espectáculo  de ver un sistema educativo en quiebra.
17.- Ahí está el escándalo. El gobierno hace una convocatoria para llenar vacantes de profesores, maestros,  técnicos, y dirigentes,  y  el 59% no pasa la prueba y apela a recursos, supuestamente mejor preparados, médicos, ingenieros, etc., y ahí fue la de TROYA, el 97% no pasa el examen.
18.- Cuando muchos medios editorializan acerca  de este descalabro de nuestro andamiaje educativa era para convocar al Consejo Educativo, al Consejo de Gobierno, comenzar a rodar cabezas, pero no pasa nada porque “todo está amarrado con cuerdas invisibles de inmoralidad, con puntales profundos   de corrupción  más allá  de la Presidencia y la Procuraduría General de la nación y sobre una plataforma inmensa de impunidad que arropa toda superficie visible   del Estado y aquí… cuando se pensaba  que de verdad temblaría la tierra y políticamente fuera aprovechado. Ni tembló  la tierra ni hubo ningún maremoto.
19.- A propósito de la mencionada invitación al cumplirse los 60 años de fundada la Escuela Normal Emilio Prud Homme, hoy con rango de universidad, con seis centros, pensé  que como mínimo se haría un recuento de logros y progresos en materia educativa y especialmente algunos logros técnicos científicos y de alguna unidad con fines investigativos.
20.- Pensé que formarían algunos grupos para hacer una evaluación  crítica para medir esos 60 años en términos de progreso o retroceso, pero cuan fue mi desilusión ya que todo se redujo: a abundantes y sabrosas comidas, muchos abrazos y saludos por el tiempo que no nos  veíamos, muchos piropos, intercambio de regalitos entre los dirigentes y estudiantes de las congregaciones religiosas envueltas, salvo una exposición de una siquiatra acerca de la problemática familiar y cómo debemos hacer con nuestros hijos para mantenerlos en el seno familiar.
21.- Este encuentro me recordó la divorciada que está la entidad educativa de ser un ente verdaderamente formativa (del joven, del niño, del infante) de su comunidad.
22.-No están en sintonía, no están en la misma línea. Si el joven es el objeto de la educación, del adoctrinamiento de los cambios para lograr ese determinado producto, y aquí repito un párrafo, citado por  Negro Veras, de Martin Lutero “El tesoro mejor y más rico de la ciudad es tener muchos ciudadanos puros, inteligentes, honrados bien educados porque estos pueden recoger, preservar y usar propiamente todo lo que es bueno”.
Refiriéndose  a la situación que se presenta en el país con relación al sector empresarial y la educación, el profesor Estévez, hace el siguiente razonamiento:
23.-  Señalo aquí otro gran divorcio entre escuela educación, empresarios, tecnológica e  inversión.
24.- No sé qué pasa con nuestros empresarios en cuanto a involucrarse más con la educación  invirtiendo para mañana recoger, preservar y usar propiamente todo lo que es bueno.
25.- Hablo de educación para todos, no hablo de educación elitista, sino donde los limites sean sus propias capacidades.
Para  fortalecer su opinión  en lo que se refiere  a la educación  como  valioso patrimonio en la formación de los seres humanos,  el destacado profesor Estévez, procede por vía de comparación señalando:
26.- Destaca aquí lo que ha sido un gran logro para una nación que unos  años atrás simplemente era un país subdesarrollado, pero hoy compite en tecnología con los grandes en ese rubro.
27.- Tomo cuatro países de nuestra América: Bolivia 1,098581 km², Ecuador 283, 561 KM², Perú 1, 285.215 KM²  y Venezuela 916,445 KM²  sumando 3, 583,802 millones de KM² y una población, más o menos de unos ochenta millones de habitantes y están a la vista sus grandes recursos naturales, pero, ¿dónde  está ese otro gran motor del desarrollo que es la educación?
28.- El punto de la comparación es Corea del Sur, amén de la participación manifiesta de los Estados Unidos en la división de las dos coreas.
29.- La República Corea del Sur  tiene 99,237 KM²,  49, 540.00 habitantes, obviamente no tiene los grandes recursos naturales de nuestra región, pero  echó mano del recurso más valioso del ser humano que cualquiera  lleva en su cerebro y aprovechó   la coyuntura política  y de ser,  hace  unos años un país con la etiqueta de “País subdesarrollado”  ha pasado a un país que a partir de noviembre de 2010, se codea de tú a tú  con el 620.
30.- Que  fue lo que hizo? ¿Cuál fue su cambio? Se enfocó en la educación de su pueblo, especialmente en el aspecto tecnológico e hizo suyo el refrán “Si no puedes contra el enemigo, únete a él”.
31.- Corea manda a los Estados Unidos, especialmente centenares de sus jóvenes  a estudiar inglés, para poder entenderse con el gran consumidor de sus productos, mientras que nosotros, a partir de las independencias y, a pesar de los esfuerzos de Bolivia de implantar una gran nación, nos dividimos en pequeñas o grandes naciones, pero eso si envueltos en corrupción, caudillismo, compadreo, dependencia, falta de institucionalidad que sólo nos ha dejado un perenne sello de subdesarrollo, analfabetismo y atraso.
32.- Nuestro atraso comienza en el desinterés que nuestra clase gobernante siente y manifiesta hacia la inversión educativa, traduciéndose  en luchas campales en las calles porque se mejore nuestro sistema educacional, desde el primer curso hasta la universidad, que tengamos centros educativos de calidad.
Mi amigo y profesor concluye su opinión haciendo la puntualización siguiente:
33.- Corea del Sur, en el 2009. Patentizó  diez mil nuevos inventos y América latina, incluyendo a Argentina, Brasil y Méjico, no alcanzaron el  10% de esa cifra ¿Qué podemos decir de nuestro futuro, con miras a salir del corralote del subdesarrollo en donde estamos?
34.- Para mí la respuesta podría ser concluir transcribiendo los párrafos 4, 5 del trabajo del doctor Ramón Antonio Veras. Titulado: “Sistema, Educación y Profesores”.
Párrafo 4: En nuestro país impera un sistema social  caracterizado  en un  modelo de producción  económico ya agotado y,  por vía de consecuencia, su superestructura social -ideas sociales, políticas, jurídicas-; las instituciones; partidos políticos, sindicatos, gremios; también están  agotadas.
Párrafo 5: Todo lo que gira alrededor del ordenamiento social actual dominicano resulta infuncional, inútil e ineficaz; sin importar  que sea un órgano o institución, al igual que  la base  que de ellos depende. Si la base está dañada lo que sobre ella se levante tiende al deterioro, a ser perjudicial y dañino  en toda su extensión.
 Lo que pinta el cuadro de la educación aquí,  partiendo del sistema, es que la misma está resultando ineficaz; ella se muestra incapaz de aportar a la sociedad el material humano educado que demanda el momento actual, a la luz  del desarrollo científico y tecnológico  a nivel mundial.





Filadelfia, 9 de mayo de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario