jueves, 1 de mayo de 2014

¡Cuidado con esos actos!


Por: Ramón Antonio Veras
1.- En política, como en otras actividades de los seres humanos, la popularidad puede resultar del  comportamiento  personal del ente que se hace  acreedor   de ella, como es el caso del Presidente Danilo Medina Sánchez. Su forma de proceder, el contacto  directo con hombres y mujeres del pueblo, ha hecho posible  que  Danilo  goce en la actualidad  de  un alto índice de aceptación en amplios sectores del país.

2.- EL Presidente Medina, está gobernando dentro de los mismos marcos del sistema que lo hicieron sus predecesores, pero su actitud, su postura  al  conectarse con las personas a las cuales  trata, le imprime a su proceder político  un sello   que le  ha generado admiración personal y política.

3.- Pero la popularidad política, al igual que la notoriedad, puede resultar lesionada en un santiamén, cuando  quien la  alcanza  forma  parte de un  equipo humano. Un hecho negativo de uno de los  miembros  del conjunto   afecta  a los demás,  principalmente al  de más  renombre y fama. El negativo proceder de uno  cualquiera de los integrantes del gobierno presidido por el Licenciado Danilo Medina, empaña  la gestión de éste y  la simpatía que disfruta actualmente.  

4.- He hecho el razonamiento anterior porque me ha sorprendido, al igual que  amplios sectores sensatos del país, la  inversión  de 18 millones de pesos, hecha  por el Ministerio de Educación, en la construcción  de un pabellón en la actual Feria del Libro.

5.- En la difícil  coyuntura económica que estamos viviendo los dominicanos y las dominicanas, la inversión de 18 millones de pesos, para exhibir algo por dos semanas,  constituye un   gasto inmoderado. La moderación  en momentos de crisis se impone sin excepción a todos  aquellos que administran fondos públicos.

6.- En otro orden, pero continuando con el tema de los gastos inútiles de los dineros del erario, al igual que la inversión de los 18 millones de pesos hecha por el Ministerio de Educación  en su pabellón  de la Feria del Libro,   la donación  de 14 millones de pesos, hecha por la Cámara de Diputados a algunos legisladores integrantes de ese hemiciclo, también ha sido objeto de censura.

7.- La mesura ha de primar al momento de gastar el dinero del pueblo; el sentido de  lo reflexivo debe ponerse por delante de lo imprudente.

8.-  Los grupos dominantes del país deben  manejarse con mucho  tacto, porque los pueblos son sumamente sensibles y receptivos  y reaccionan mal cuando se sienten burlados en sus intereses, derechos y libertades.

9.- En todo el curso de  la historia  de las luchas sociales  se  han dado casos  de pueblos que soportan  arbitrariedades y abusos durante veinte y treinta años, pero un día cualquiera  se levantan,  y en cuestión  de horas arreglan cuentas con aquellos sectores a los cuales identifican como los  causantes  de su desgracia, infelicidad, tribulación, desamparo, indigencia y  calamidades.

10.- La suma de hechos que lesionan vivamente las fibras sensibles del pueblo se van acumulando y terminan en una explosión social ;  ellos han  de servir de  motivación  a quienes  tengan la oportunidad de dirigir  a los  de abajo contra los de arriba  y  a los abusados  contra sus abusadores. 

11.-  Estamos convencidos de que en nuestro país, más temprano que tarde, ha de surgir alguien que, interpretando el sentir de los oprimidos,  va a sacar de su garganta, con ponzoña,   furia, indignación y  veneno, un discurso con  la vieja idea: “Para que una clase pueda asumir la representación de la sociedad, es necesario que todos los vicios  de la sociedad estén concentrados  en otra clase, es decir,  “que una clase determinada sea la clase del escándalo público, la personificación del obstáculo  general, la encarnación de un crimen notorio para todos, de modo tal que al emanciparlos de esa clase se realice la emancipación de todos”.  


REFLEXIÓN  FINAL
No soy creador de noticias alarmistas, ni tengo  nada de ave agorera, pero sí experiencias  extraídas de   realidades vividas en nuestro país  en un pasado reciente;  he visto a  nuestro pueblo  dar  demostración de que todo lo soporta con estoicismo hasta un punto, pero  de un momento a otro  se levanta  y es capaz de    darle vigencia a la idea de que, en la lucha social, se condensan  veinte años  en un día.

Santiago de los Caballeros,

                                                                               1 de mayo de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario