sábado, 1 de febrero de 2014

A los 44 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi.


Por: Ramón Antonio Veras.

1.- Enfrentar la criminalidad ha de ser el  comportamiento  de todo aquel que aspira vivir en una  sociedad civilizada donde la mayoría  de sus integrantes  mantengan una conducta  de  respeto mutuo. A  los  antisociales  hay que aislarlos  para reeducarlos.
 2.-  La cáfila  de matones que se organizó  para  asesinar a mi hijo Jordi,   el 2 de junio de 2010,  en su interés de seguir en sus andanzas  criminales  está  dispuesta  a no pagar  su deuda de sangre  ante la sociedad;  esa  es la razón  por la cual ha procurado por todos los medios  que el  proceso no se inicie ante la jurisdicción de juicio.
3.- Los objetivos  perseguidos por los criminales del  caso de mi hijo Jordi, no serán  alcanzados,  porque  la tardanza y las maniobras  legales jamás nos llevarán a la desesperación,  al cansancio, ni  al hastío.
4.- Cada vez que se reenvía una audiencia  anímicamente nos  fortalecemos;  esa situación  nos  vigoriza, impulsa y motiva más y más para continuar reclamando justicia contra todos los que se unificaron en el crimen contra  mi hijo, quisieron  burlar la sociedad y ahora procuran arrodillar a la justicia con sus calculados  incidentes.
5.- Estamos preparados para la próxima  audiencia del día 24 de febrero en curso. El tribunal ha estado en disposición de iniciar el proceso que sólo ha sido incidentado  por los asesinos, dirigidos por el que pagó  el dinero del crimen. La alianza entre los sicarios  y el  de la paga  sigue  igual como el mismo día que planificaron el asesinato de mi hijo Jordi.
7.- Al resultar víctima del operativo criminal en su contra, Jordi ha sufrido físicamente,  y espiritualmente al igual que sus seres queridos;  a la vez que la parte sana de la sociedad dominicana  se ha  sentido agraviada, por lo que   ha  reclamado  que la justicia comience a higienizar el medio social dominicano  procesando  y sentenciando  a los antisociales  del Caso Jordi.   
6.- Lo mejor de nuestro pueblo ha dado seguimiento permanente al caso de mi hijo  porque está convencido de que si se permite que el que pagó y los que ejecutaron la tentativa de asesinato contra Jordi  burlen la justicia, entonces la sociedad va  a pensar que ha triunfado  la impunidad,  y el crimen por encargo, el sicariato, ha tomado su imperio en el país.



Santiago de los Caballeros,

                                                                                                           2 de febrero de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario